(…) Fue entonces cuando Loveclock empezó a pensar que el aire de nuestro planeta no es solamente un entorno para la vida, sino una parte de la vida misma; que la interacción entre la vida y el aire es tan intensa, que aire podría considerarse similar al pelo del gato o al papel de un nido de avispones; algo no vivo, sino hecho por cosas vivas para sostener el entorno elegido.

De no ser por la vida, la Tierra debería tener hoy una atmósfera parecida a la de Venus y Marte: el nitrógeno abundante que tenemos en ella se habría disuelto en los mares, y apenas habría algún rastro de oxígeno.

Casilda Rodrigáñez en relación a “Gaia-implicaciones de la nueva biología”
Anuncios

~ por lopandpe en enero 23, 2009.

2 comentarios to “”

  1. Tú vives porque Yo vivo.

    Si me mueres, te matas.

  2. Ahora lo entiendo todo…con lo pasteloso que eres…alguna relación tenía que haber entre tu selección y el masticable, pero no por eso menos horrible sentimiento amoril…hasta que me percaté del nombre del personaje!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: