(…) En suma, todo individuo es un cosmos de órganos, todo órgano un cosmos de células, toda célula un cosmos de corpúsculos infinitamente pequeños. Y en este complejo mundo, el bienestar del conjunto depende por completo de la suma de bienestares de cada una de las microscópicas partículas de materia organizada. Estamos pues ante una revolución total en la filosofía de la vida

Y añade Kropotkin: “Los datos no son nuevos, pero evoluciona el modo de enfocarlos…”

Casilda Rodrigáñez citando a Piotr Kropotkin
Anuncios

~ por lopandpe en enero 27, 2009.

Una respuesta to “”

  1. Me recuerda a un profesor que tuve de física que nos explicó un día: habeís montado alguna vez en un metro?, está lleno de personas, a las horas puntas, pueden llegar a ser cientos de personas, todas se mueven al compás del traqueteo de los vagones…pues eso es una célula.

    El hombrecillo no dejaba que los chicos en verano llevaran pantalones cortos, porque lo veía una ofensa vulgar…pero no tengo un mal recuerdo de él.

    Ale…a comer otra cosa que no sean perdices!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: