Bruselas, durante la ocupación…

El socorrista: Y bien, ¿por qué no quiere seguir ocultando a este niño?
El ciudadano: Porque es un ladrón…
El socorrista: Un ladrón… Pero si ni siquiera tiene cuatro años…
El ciudadano: Sin embargo, es un ladrón…
El socorrista: ¿Cómo es posible? ¿Qué le ha robado?
El ciudadano: Se robó al niño Jesús.
El socorrista: ¿Al niño Jesús?
El ciudadano: Sí. Mi mujer y yo preparábamos el pesebre para Navidad y, subrepticiamente, se robó al niño Jesús.
El socorrista, al niño judío: ¿Es verdad que te robaste al niño Jesús?
El niño, insistiendo: No es cierto. No robé nada, no robé nada.
El socorrista: Vamos, Samuel, dinos la verdad; este señor y esta señora no quieren hacerte daño; tú bien sabes que te ocultan de los alemanes.
El niño, llorando: Sí, yo lo robé y lo escondí, porque el niño Jesús es judío. Lo oculté de los alemanes.

Según el filme de Esther Hoffenberg y Myriam Abramiwicz, Comme si c´etait hier, 1980.
Anuncios

~ por lopandpe en mayo 27, 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: